Todas las comidas que hicimos en: junio 2015

#26: Sencilla ensalada para todos los días

El que dijo que las ensaladas sólo podían ser entrantes se equivocaba. Cuando el calor aprieta, apetece comer algo fresco y ligero, pero completo. Un ejemplo delicioso y sencillo es la ensalada. La palabra ensalada proviene del latín herba salata (verduras saladas). En la Roma antigua las verduras aliñadas con aguasal eran una comida muy popular. Remontándonos más en el tiempo, llegaríamos a la palabra “insalare”, que aludía al hecho de añadir sal a los alimentos. Sin embargo, y aunque la sal esté en el origen, el aceite se añadió pronto a ese aliño primigenio. En casa, lo crudo tiene un gran peso en primavera y verano. Particularmente, me atrae la simplicidad de comer crudo, muchos alimentos de la alimentación crudívora son simples de preparar. Otros alimentos, en cambio, requieren ser planificados con antelación para poder ser consumidos. Las semillas son uno de los alimentos que requieren algo de dedicación antes de formar parte de alguna de nuestras comidas y una manera fácil de iniciarse en el crudismo. Una base de 10. – comida 2 …

#25: Melanzane alla Parmigiana

Esta comida es un clásico de las mesas sicilianas y de la Italia Meridional. Aunque cualquiera afirmaría que su nombre proviene del queso Parmigiano Reggiano o de la región productora del mismo, Parma. Nada más lejos de la realidad, según cuentan, su verdadero origen hay que buscarlo en la lejana Persia, desde donde y, través de las sucesivas invasiones árabes-magrebíes, llegó a la bella Sicilia. Al parecer, el montaje de las sucesivas capas de berenjenas fritas alternadas con otros ingredientes recordaba a las persianas hechas por un conjunto de listones de madera superpuestos. El caso es que estas persianas eran llamadas en siciliano antiguo parmiciane y, por lo tanto, esta comida era conocida como milinciani a parmiciane. La receta original de Melanzane alla Parmigiana pide freír la berenjena, pero se puede aligerar haciéndola al horno o a la plancha. Mientras que las variantes siliciana y apuliana suelen llevar queso Pecorino (queso de oveja curado), coincidiendo con la expansión de la receta, ésta entró en contacto, en primer lugar, con la sureña Mozzarella, que fue inmediatamente …

#24: Sofrito rojo

Un buen sofrito requiere tiempo, así que el día que hagas, haz mucho. En el Llibre de Sent Soví, un recetario de cocina catalán anónimo escrito a principios del siglo XIV y que tuvo una gran influencia por toda Europa, aparece como iniciador de muchas comidas un sofrito de cebolla y tocino (el tomate todavía tardaría unos cuantos siglos en introducirse). Básico para un sinfín de comidas mediterráneas, el sofrito consiste en dorar uniformemente en aceite de oliva, a fuego muy lento, una cantidad determinada de cebolla picada, para que vaya haciendo, sin prisa, su faena con calma. Según la región, se puede añadir ajo, tomate, pimiento, zanahoria o apio. Y terminar, con hierbas aromáticas y especias. Muchas veces el secreto de una buena comida está en los ingredientes que no se ven o que apenas se aprecian a simple vista. El sofrito es uno de ellos. El sofrito castellano y sus homólogos el sofregit catalán, el battuto y el soffritto italiano o el mirepoix francés, forman parte del olimpo de condimentos invisibles que obran …

#23: Hummus bi tahina

No todos los hummus son iguales. Como todas las comidas tradicionales, el hummus se hace distinto en cada hogar, logrando así que cada uno tenga personalidad propia. En árabe, hummus significa simplemente “garbanzo” y se dice que tiene su origen en el Antiguo Egipto. De sencilla preparación, el hummus es consumido como desayuno o aperitivo servido con pan plano. Es habitual a lo largo y ancho de las mesas de Oriente Medio y Norte de África por su sabor contundente y textura delicada. El secreto de un buen hummus es la tahina*, una preparación hecha con semillas de sésamo, que le aporta cremosidad, aroma y sabor. Hacer esta pasta de sésamo o tahina en casa es muy fácil, necesitamos sésamo molido, un líquido (agua, aceite de semillas o aceite de oliva) y una pizca de sal. Existen 2 tipos: tahina blanca elaborada con sésamo crudo o tahina elaborada con sésamo tostado. Puede tomarse sola untada sobre una tostada o como ingrediente para otras comidas. Nota: La tahina casera es ligeramente amarga respecto la industrial. Hay …