invierno, otoño, veganas
Deja un comentario

#154: Brócoli con patata

Mediante una cocción lenta y suave, convertimos esta crucífera en una delicia. Ahora, no entendemos los meses de frío sin este plato.

La cocina al vapor tiene mucha historia, hablamos ligeramente de ella en la comida 118. Esta técnica consiste en cocer los alimentos con el vapor de agua que se desprende cuando esta hierve. Las vaporeras separan el agua del alimento, de modo que este nunca está en contacto directo con el líquido. Con esta técnica, los asiáticos han preparado platos exquisitos desde tiempos inmemoriales.

Prácticamente se puede cocer cualquier alimento al vapor.

Como ya comentamos en la propuesta 88, este plato está en el grupo de comidas que no se pueden perder. Por su sencillez, en casa ya se ha convertido en un todo un clásico. Un platazo apto para todos, ¡bon appétit!

comida

1 ramo de brócoli pequeño / 1 patata / 1 cucharadita de za’atar / sal en escamas / pimienta negra / aceite de oliva

1 – Cortamos y limpiamos con agua las flores de brócoli. Pelamos, limpiamos y troceamos las patatas.

2 – En una olla ponemos agua y un utensilio de acero inoxidable para cocer al vapor. Introducimos las flores de brócoli y las cocemos al vapor unos 10-15 minutos o hasta que estén cocinadas, pero al dente.

3 – Mientras, llenamos un cazo con agua y lo llevamos a ebullición. Añadimos las patatas y dejamos que se cocinen hasta que esten tiernas. Escurrimos y reservamos.

4 – Ponemos ambos vegetales en el plato, especiamos con el za’atar, salpimentamos al gusto y aliñamos con un hilo de un buen aceite de oliva.

y siesta

5 – Límpida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *