bebidas
Deja un comentario

#157: Infusión de semillas de hinojo

El hinojo es una planta mediterránea que se encuentra asilvestrada en lindes, campos sin cultivar y zonas cercanas a la costa. Fue ampliamente utilizada por los egipcios, los griegos, los romanos y los árabes.

El uso tanto medicinal como gastronómico, ha pasado de generación en generación hasta nuestros días, y actualmente se cultiva alrededor del mundo. Su empleo es bastante antiguo, como lo demuestra su presencia en la Capitulare de villis vel curtis imperii, una orden emitida por Carlomagno que reclama a los campesinos que cultiven en sus campos una serie de hierbas y condimentos incluyendo feniculum, identificada actualmente como Foeniculum vulgare.

El hinojo como vegetal es muy versátil ya que los tallos y las hojas se utilizan como hierba aromática, las semillas como especia y el bulbo como hortaliza, aportando en cada caso un característico e intenso sabor y aroma. Aunque desde hace unos años el bulbo, cuyo sabor ligeramente dulce se describe como similar al anís, ha irrumpido con fuerza en la verdulería siendo la parte del hinojo más comúnmente utilizada en la cocina; las semillas secas, pudiendo ser utilizadas tanto para infusionar como especiar, y que también suelen compartir este sabor, aún pasan desapercibidas en muchos hogares del territorio mediterráneo.

Apta para todos los públicos.

Los principales componentes medicinales se encuentran en sus frutos, lo que popularmente se conoce como semillas. Esta planta pertenece al grupo de las carminativas como el comino, el anís, el cilantro o la alcaravea. Tiene propiedades para favorecer la digestión: abre el apetito y ayuda a disminuir el dolor de estómago. También presenta grandes propiedades para tratar problemas relacionados con el aparato respiratorio.

comida

1 cucharada de semillas de hinojo / agua

1 – Colocamos las semillas en un filtro de acero inoxidable.

2 – Ponemos un cazo con el agua a fuego medio. Dejamos que llegue a ebullición, quitamos el cazo del fuego inmediatamente e introducimos el filtro con las semillas. Dejamos reposar 5 minutos, retiramos el filtro y listo.

y siesta

3 – Reparadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *