del mar, verano
comments 2

#191: Paella de calamar al horno

No siempre hace falta un buen caldo para conseguir la excelencia en el complicado mundo de la paella.

Los amantes del arroz estan de enhorabuena. Lleno de sabor y listo en unos 30-40 minutos, esta paella en particular es una maravilla para los días de playa. Simplemente con una buena mise en place preparada por la mañana y diez minutos sofriendo los ingredientes, el cocinado es cosa del horno, mientras aprovechamos para quitarnos la sal bajo un agradable chorro de agua fría.

Con un buen vino blanco, fresco, casi helado.

Y con el calor que azota las costas de nuestro querido Mare Nostrum, os dejamos directamente con los pasos para materializar esta deliciosa paella. Y recordad, a falta de algún ingrediente, tanto la improvisación como la experimentación son los mejores aliados para cualquier triunfo culinario.

comida

2 medidas de arroz / 1 calamar* / 1 pimiento rojo / 4 tomates tipo pera / 3 dientes de ajo / azafrán / sal / aceite de oliva / 6 medidas de agua caliente

*Limpio, sin piel ni tripas. Podemos pedir que nos lo haga el personal de la pescadería.

1 – Lavamos y picamos el pimiento rojo. Lavamos y rallamos el tomate (desechamos piel y semillas). Lavamos y troceamos el calamar. Picamos el ajo. Reservamos.

2 – Ponemos la paella al fuego. Añadimos un chorro generoso de aceite. Incorporamos el calamar, cocinamos unos 3 minutos y lo reservamos en un plato. Agregamos el pimiento y sofreímos durante 5 minutos. Incorporamos el ajo, 2 minutos más. Finalmente añadimos el tomate y dejamos que se cocine unos minutos. Volvemos a incorporar el calamar y añadimos el arroz y removemos.

3 – Encendemos el horno a 200ºC. Tostamos ligeramente el azafrán y lo picamos en un mortero. Incorporamos el azafrán a la paella. Vertemos el agua. Salamos y removemos para mezclar todos los sabores.

4 – Introducimos la paella en el horno caliente y dejamos que el arroz absorba todo el líquido. Pasados 20-25 minutos, probamos el arroz y si esta cocinado, apagamos el horno y lo dejamos un par de minutos para que se asiente. Servimos de inmediato para que no se pase el grano.

y siesta

5 – Sin ola, no hay verano.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *