vegetarianas
Deja un comentario

#198: Ensalada de higos, queso feta y nueces

Estamos a principios de octubre y la temporada de higos llega a su fin, pero esta ensalada se convertirá en un fijo en nuestra mesa en el futuro. No nos cabe la menor duda de que será así.

El pasado fin de semana estuvimos en el pueblo. Como siempre que bajamos a este rincón del Penedès, nos fuimos a Cal Figueres. Un paseo relativamente corto pero lleno de vida. Como su nombre indica –figueres significa higueras-, se trata de un pequeño territorio donde se alzan tres higueras, justo al lado de la masía. Como cada año y siempre con el permiso del masovero, pudimos recolectar una bolsa con un buen puñado de buenos ejemplares, los últimos del dos mil dieciocho.

Más que un primer plato… ¡Lo que hemos descubierto!

Además de los higos, el feta y las nueces, como fondo de hojas verdes hemos usado nuestras propias lechugas, las que plantamos a principio de septiembre. Al principio de este proyecto, en la entrada número ocho, ya os mostramos como hacerlo. El reto que se nos plantea ahora es como poder cultivar en espacios más reducidos o pequeños balcones. Por lo tanto, toca investigar sobre el cultivo hidropónico, una técnica de cultivo que no necesita suelo para crecer, simplemente agua enriquecida con nutrientes, y como implantarlo en el entorno casero.

Sin duda, esta delicada comida pasa a formar parte de nuestro recetario de clásicos crudívoros a partir de hoy. Y es que, no es lo mismo andar por caminos que por el duro asfalto de la ciudad, de Barcelona. ¿Y si empezamos a plantar árboles frutales en las plazas y zonas verdes de las urbes?

comida

1 puñado de hojas verdes / un par de higos / 1 trozo de queso feta / 2 nueces / sal en escamas / aceite de oliva

1 – Abrimos las nueces con el cascanueces de toda la vida. Reservamos los frutos.

2 – Cortamos las hojas verdes con las manos, las lavamos y las escurrimos. Lavamos los higos y los cortamos a cuartos. Desmenuzamos el queso feta.

3 – Montamos la ensalada y aliñamos al gusto.

y siesta

4 – Húmeda. Cuatro gotas caían afuera ayer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *