veganas
Deja un comentario

#210: Pan ácimo

Por mucho tiempo este pan fue el único que la humanidad conocía.

Como cada año, la primera entrada del año está relacionada con los cereales, y este no podía ser menos. Empezamos el año aplicando la sencillez que nos propusimos en la última reflexión: simplificar y vegetalizar la tradición mediterránea.

Este pan, a pesar de ser muy sencillo, está lleno de sabor y cosas buenas. Tener esta masa preparada es sinónimo de comer pan casero. Con este pan plano, tus comidas se elevaran al séptimo cielo.

«No hay pan sin afán». – refrán.

La particularidad de este pan es que se elabora sin levadura. Por ello, utilizar una buena harina es esencial para obtener un buen pan. Encontrar un buen pan no es tarea fácil, debido a que la mayoría de panes que se venden son infames. No hacen más que abrir panaderías, pero la calidad brilla por su ausencia. Si os topáis con barras bajo la etiqueta de «calentito», huid, lo más probable es que estén hechas a base de harinas de poca calidad nutricional y varios aditivos. El buen pan es el que se elabora con 4 ingredientes: harina, agua, levadura y sal, se fermenta lentamente y se come frío. Lo reconocerás porque este tiene la capacidad de teletransportarte al paraíso y hacerte feliz. Y si además lo ha hecho uno mismo, ya ni te cuento.

Optar más a menudo por este delicado pan puede resultar lo más apropiado. Sin duda, un pequeño gesto para un gran momento de paz.

comida

100g de harina / 60g de agua / 6-10g de sal*

*Al gusto, según lo queráis más o menos salado.

1 – Colocamos el agua y la sal en un bol y lo disolvemos. Añadimos poco a poco la harina hasta conseguir una bola de masa fina y homogénea. Dejamos reposar la masa mínimo un par de horas antes de cocinarla -también podemos hacerla de un día para otro-.

2 – Dividimos la masa en partes iguales y boleamos cada porción. Ponemos a calentar una sartén a fuego medio alto. Mientras, vamos estirando cada bolita de masa en un mesa enharinada y vamos cocinando los discos de masa unos minutos por cada lado.

3 – Vamos dejando los discos cocinados envueltos en un paño de algodón.

y siesta

4 – Humanamente deliciosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *