masas, vegetarianas
Deja un comentario

#243: Quiche

Otro comestible que podemos comer frío. Una porción de este pastel hará que las noches de verano sean especialmente agradables.

Como en muchas viandas, de la auténtica, parten un gran elenco de versiones a cual más rica. Es el caso de la que os presentamos hoy. La primitiva es la quiche lorraine, original de la zona de Lorena en Francia. Y es que la versatilidad de esta comida radica en los ingredientes que enriquecen la salsa de huevos batidos y crema de leche fresca y espesa (mezcla denominada migaine) que conforma, junto con la masa quebrada, la estructura de la tarta. En un principio, el relleno se componía solo de esta salsa. Fue más tarde que se le añadieron las características tiras de panceta. En la actualidad el mejor ingrediente es la creatividad.

Por ello, la gran popularidad de la quiche lorraine y la divulgación de su receta han extendido el término quiche a numerosas variantes tan alejadas de la receta original que se podrían llamar simplemente tartas saladas.

Una vuelta por el mercado y sabrás que usar.

Para esta quiche os proponemos cinco espectaculares alimentos: champiñones, calabacín, berenjena, cebolla y queso Mahón. Donde este queso aportará la intensidad necesaria para que cada bocado sea maravilloso. Y es que el de Mahón, protegido con sello DOP, es uno de los quesos más ricos del mundos.

comida

Para el relleno: media berenjena / medio calabacín / media cebolla / 3 champiñones / especias al gusto* / pimienta negra / sal / aceite de oliva

*Hemos usado orégano y semillas de hinojo.

1 – Pelamos y picamos finamente la cebolla y la ponemos en una olla a pochar con un chorro de aceite.

2 – Pelamos y cortamos a dados la berenjena y la dejamos unos 10 minutos en agua para quitarle el amargor, que escurriremos antes de incorporarla a la cebolla. Pelamos, lavamos y cortamos a dados el calabacín. Lavamos y cortamos a dados las setas. Añadimos estos ingredientes en la olla, aromatizamos y salpimentamos. Dejamos cocinar unos 20 minutos. Retiramos del fuego y dejamos escurrir el contenido vegetal del relleno.

Para la masa quebrada: 180g de harina / 90g de mantequilla pomada / 40g de huevo / 20g de agua / 4g de sal

3 – En un bol mezclamos la harina tamizada, la sal y la mantequilla. Incorporamos los ingredientes líquidos y amasamos hasta conseguir una masa homogénea. Envolvemos con papel film y dejamos reposar 30 minutos en la nevera.

Para montar la quiche: masa quebrada / queso mahón / relleno / 200ml de nata para cocinar / 4 huevos

4 – Estiramos la masa en una mesa enharinada con la ayuda de un rodillo. Enrollamos la masa en el propio rodillo y la colocamos encima del molde. Con delicadeza, amoldamos la masa y pasamos el rodillo por los bordes para quitar el exceso de esta. Tapamos con papel film y dejamos reposar 30 minutos más en la nevera.

5 – En un bol, batimos tres huevos más una yema y la nata. Añadimos el relleno vegetal, mezclamos y reservamos.

6 – Con la clara de la yema extra, pintamos la masa. Sobre la base de esta, colocamos el queso mahón finamente loncheado y finalmente el relleno del punto 5. Horneamos a 180ºC durante unos 35 minutos. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

y siesta

7 – Al fresquito del norte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *