dulces, entre horas
Deja un comentario

#256: Petras de chocolate y bosque

En general, en casa no somos muy fanes de los postres, solemos evitarlos, pero donde haya cualquier bocado donde la baya de cacao sea la protagonista, nos derretimos al instante.

Hace unos meses, estuvimos comiendo en el Tossal Gros y al final del menú nos trajeron unos bombones aromáticos con sabor a hierbas del entorno, con una perfecta textura y sabor inmejorable. Uno de esos bocados que uno retiene en la memoria para siempre. Tanto es así, que como amantes del chocolate y el bosque nos propusimos experimentar y hacer algo parecido en casa.

Pensar y combinar, esa es la cuestión.

Desde el comienzo de la civilización humana, las personas se han dado cuenta de los beneficios de los aceites esenciales, los han usado tanto para fines terapéuticos como aromáticos en uso tópico. Su uso en la alimentación es más moderno. Si bien, ingerir aceites esenciales no es muy recomendable dadas sus múltiples contraindicaciones y porque el contenido de principios activos es muy concentrado, sólo deben tomarse los aceites etiquetados para uso interno y alimentario y solamente unas gotas al día, utilizarlos de vez en cuando, para perfumar algunos alimentos, tampoco hacen ningún daño.

En casa, nunca antes los hemos utilizado en la elaboración de comidas, pero nos apetecía probarlos en la aromatización del chocolate. Además, para enriquecer este pequeño tesoro, hemos incorporado frutos secos a la mezcla y hacer las clásicas petras, también llamadas rocas.

comida

250g de perlas de chocolate al 72% / 200g de almendras tostadas / 50g de mantequilla / 1-2 gotas de aceite esencial de Pinus sylvestris / 1-2 gotas de aceite esencial de Rosmarinus officinalis

1 – Pelamos y picamos las almendras. Ponemos papel vegetal sobre una bandeja de horno. Reservamos.

2 – Ponemos un cazo con agua al fuego y un bol encima con las perlas de chocolate en su interior. Dejamos que se derritan, añadimos la mantequilla y una vez todo derretido e integrado, aromatizamos con las esencias e incorporamos la almendra picada. Mezclamos todo.

3 – Colocamos una cucharada de mezcla encima del papel de horno, repetimos hasta terminar la mixtura.

4 – Dejamos reposar a temperatura ambiente unos 30 minutos y luego, ponemos la bandeja a la nevera para que el chocolate se solidifique. Conservar en el frigorífico.

y siesta

5 – De baños de bosque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *