Todas las comidas que incorporan: hortalizas

#243: Quiche

Otro comestible que podemos comer frío. Una porción de este pastel hará que las noches de verano sean especialmente agradables. Como en muchas viandas, de la auténtica, parten un gran elenco de versiones a cual más rica. Es el caso de la que os presentamos hoy. La primitiva es la quiche lorraine, original de la zona de Lorena en Francia. Y es que la versatilidad de esta comida radica en los ingredientes que enriquecen la salsa de huevos batidos y crema de leche fresca y espesa (mezcla denominada migaine) que conforma, junto con la masa quebrada, la estructura de la tarta. En un principio, el relleno se componía solo de esta salsa. Fue más tarde que se le añadieron las características tiras de panceta. En la actualidad el mejor ingrediente es la creatividad. Por ello, la gran popularidad de la quiche lorraine y la divulgación de su receta han extendido el término quiche a numerosas variantes tan alejadas de la receta original que se podrían llamar simplemente tartas saladas. Una vuelta por el mercado y …

#242: Empedrat

Propio de la cocina catalana, con pequeñas variaciones según la zona donde se elabore, esta ensalada fría es una buena opción para el período del estío. En su versión original, esta vianda tiene dos protagonistas: las alubias y el bacalao. Sin embargo, en casa hemos dejado de utilizar el bacalao. Y es que este pescado está en peligro de extinción, si es que no ha desaparecido ya. Si bien tampoco hay que creerse todo lo que se dice por ahí, tras ver la docu-serie Rotten, nuestra relación con el bacalao ha dejado de existir por completo. Legumbres, hortalizas, olivas y en esta ocasión queso. El punto de sal que aporta el bacalao, lo hemos sustituido por el queso feta. Y hemos añadido más frescura al plato, añadiendo cilantro finamente picado. Todo un acierto para un plato de esos que preparas por la mañana, te vas a la playa y a la vuelta lo disfrutas fresco y con un aliño espectacular. Y es que es tiempo de no complicarse. Es tiempo de cocina inmediata. – comida …

#241: Baba ghanoush

Cada territorio tiene su historia, sus comidas. Que bien poder estar en el Mediterráneo junto a tan grandes culturas. Afortunadas. Una receta más con la berenjena de protagonista, y ya van unas cuantas. Somos fanes de este vegetal y eso se tiene que notar en este recetario que recoge lo mejor de los pueblos que habitan a las orillas del Mare Nostrum. Hoy os presentamos una pasta a base de puré de esta hortaliza, una delicia de los pueblos árabes. «Qué le voy a hacer, si yo nací en el Mediterráneo». – Juan Manuel Serrat En casa hemos llegado a simplificar mucho esta preparación, y es que cuando cocinas la berenjena directamente sobre las brasas, no necesitas mucho más para disfrutarla. Sin embargo, tener barbacoa no está al alcance de todos los hogares. Como ya os comentamos en febrero, en la entrada 218, tuvimos que dejar nuestro nido con terraza y mudarnos a un nuevo hogar sin esta. Así que ahora tenemos que tirar de horno para hacer según que elaboraciones. Existen preparaciones muy similares …

#237: Berenjena empanada

La berenjenas son fabulosamente versátiles, y es que con ellas podemos hacer bocados tremendamente deliciosos. La fritura hace verano: las patatas bravas, el pescaíto frito, los calamares a la romana, la malagueña de verduras… Y entre la infinidad de platillos fritos, encontramos la berenjena empanada. Una maravilla de sabor y textura crujiente. Muy fanes de este vegetal. La sencillez de esta vianda radica en el intenso sabor de esta hortaliza, cuyo color de piel enamora a primera vista. Se nota que es verano y en nuestra cocina marchan recetas que no requieren de mucho tiempo de preparación. ¡Sí a los fritos!… Pero con moderación siempre. – comida 1 berenjena / 1 huevo / pan rallado / sal / aceite 1 – Batimos el huevo con una pizca de sal. Ponemos el pan rallado en un plato. 2 – Lavamos y cortamos la berenjena en rodajas por tandas, ya que es un vegetal que se oxida muy rápidamente. 3 – Pasamos la berenjena por el huevo y después por el pan rallado. 4 – Freímos la …

#235: Pepino, aguacate, fideos de arroz y aromáticos

Las ensaladas son sin duda una de nuestras aliadas durante el verano. Un festival hortícola en toda regla. Y es que, como ya hemos comentado en otras ocasiones, este plato no solo vive de nuestra querida lechuga, hay que dejar fluir la imaginación para crear infinidad de posibilidades. La textura levemente gelatinosa de los fideos de arroz los hace perfectos para las comidas frías, y además son una buena opción para los celíacos, no solo por la ausencia de gluten también por lo económicos que resultan. La palabra ensalada proviene del latín vulgar salata, a su vez forma corta de herba salata (hierbas saladas). A veces, recurro al diccionario para ver como estos definen los conceptos gastronómicos. Así define la RAE la ensalada, y la segunda definición me encanta: 1. f. Hortaliza o conjunto de hortalizas mezcladas, cortadas en trozos y aderezadas con sal, aceite, vinagre y otros ingredientes. 2. f. Mezcla confusa de cosas sin conexión. 3. f. Métr. Composición lírica en que se emplean a voluntad metros diferentes. 4. f. T. lit. Composición …

#234: Kolokithokeftedes

Mañana empieza oficialmente el verano y este período estacional, en casa, se llena de sabores frescos y aromáticos, principalmente griegos. Os presentamos la versión vegetariana de las albóndigas albanesas que os presentamos al principio de este proyecto. Por un tema de proximidad cultural, es normal que algunos territorios compartan maneras de hacer en el terreno de lo comestible. Es el caso de Albania y Grecia. ¡A ver quién es el valiente que se anima a pronunciar el nombre! El arte culinario mediterráneo se puede decir que nació en la península griega. La frescura de su cocina, influenciada también por el mundo árabe, pasó al sur de Italia, pero lamentablemente en el Mediterráneo occidental, concretamente en Catalunya -es lo que tengo cerca- apenas tenemos comidas donde se usen de forma abundante las hierbas aromáticas frescas como en dichos lugares. Y es una pena. No quiero decir con ello que no se utilicen especias y hierbas, lo que pasa es que estas se usan secas y fresco solo hemos acogido el perejil como protagonista. Por ello, hacer …

#233: Guisantes, queso fresco y rábano

Un bocado de esta verdura es una explosión primaveral… Y cuando lo tenemos fresco es todo delirio y frenesí. De lo mejor que sale de la tierra. Si bien, a estas alturas de la estación ya apenas encontramos estas pequeñas canicas verdes, queríamos presentaros esta maravilla de producto en su versión más sencilla. Una efímera cocción, aceite de oliva y listo, que junto a un poco de queso fresco y unas rodajas de rabanito redondean la delicada propuesta de hoy. Nos hemos vuelto muy fanes de los guisantes. El protagonista del plato es el verde, pero como ya hemos hablado del Pisum sativum en otras ocasiones: 16, 70, 123 y 222, escribiremos unas líneas sobre el Raphanus sativus, popularmente conocido como rábano o rabanito. De la familia de las crucíferas, también llamadas verduras de invierno, a las que pertenecen plantas tan importantes como las coles, la rúcula, el brócoli, y otras hierbas como la rabaniza blanca. Se cree que el rábano procede de Asia y fue muy utilizado en la antigüedad, así lo apuntan las …

#228: Gyozas de mar y montaña

La innovación siempre está en uno mismo. Y puesto que las algas ya no son vistas como un producto foráneo, es momento de experimentar con estos alimentos vegetales que nos ofrecen los mares. Galicia, Asturias, pero también el litoral atlántico andaluz. En estos territorios abundan las algas, y sus cosechas, como en el campo, también dependen en buena medida de las condiciones ambientales. De algas hay muchas, pero no todas son comestibles. Por sabor y tradición culinaria algunas son más comunes y consumidas que otras, como por ejemplo la wakame, la nori o la kombu. En Japón forman parte de su listado de ingredientes esenciales. Aquí en el Mediterráneo apenas aparecen en los recetarios, pero parece que la tendencia empieza a cambiar. La proliferación en las últimas décadas de restaurantes asiáticos ha propiciado que ahora tengamos algas deshidratadas en nuestra pequeña despensa. Las verduras no solo crecen en la tierra, también lo hacen en el mar. Hoy las combinamos en un rico y delicioso bocado. La gyoza -versión japonesa del jiaozi chino- es probablemente mi …

#222: Alcachofas y guisantes

Esta maravilla de la naturaleza es increíblemente deliciosa. Otro ejemplo más de que con poco, conseguimos mucho. Muy a menudo nos gusta ver series documentales que giran en torno a la comida. Y una las series que vimos hace tiempo en la televisión pública (lo cual se agradece mucho que se apueste por contenidos de calidad) se llama Las escapadas de Rick Stein por el Mediterráneo. En el episodio cuatro, el cocinero inglés Rick viaja a Corfú, isla griega situada en el mar Jónico y que seduce por sus campos de olivos y sus pueblos blancos, para conocer su gastronomía popular. En una de las paradas que hace en este viaje, Rick acude a una pequeña taberna para aprender como hacer el plato que hoy nosotras reproducimos. La grandeza de esta comida, típica de Grecia, es la humildad aromática que aportan las hierbas a dos emblemas de la naturaleza: la alcachofa y el guisante. En la plenitud de estos dos vegetales. Si bien, la temporada de las alcachofas es más extensa que la de los …

#219: Caldoso aromático de alubias y setas cultivadas

Con dos productos se pueden hacer maravillas para al paladar. La combinación de este legumbre con el mundo micológico no es nuevo en este recetario. A principios de diciembre os presentamos un plato delicioso de alubias y negrillas. Y es que como en otoño las setas hacen su aparición en los bosques mediterráneos, donde una gran cantidad de especies pueblan los espacios más umbríos, entre árboles y matorrales, para el resto del año no tenemos otra que optar por las setas cultivadas. La domesticación nos ha llevado a cultivar setas. El bosque nos regala placeres ocasionales, para cuya preservación es necesario tener mucha sensibilidad y empatía hacia los seres que lo habitan. Si todo el mundo fuera al monte a buscar setas, lo dejaríamos «pelao», sería un atentado contra la naturaleza y no algo propio de la tradición recolectora que practicaban nuestros ancestros; en definitiva, una salvajada. Por suerte, para la producción de setas hay que tener solamente en cuentas dos variables: la temperatura y la humedad. Así, en un invernadero, es posible cultivarlas gracias …