Todas las comidas que incorporan: setas

#199: Caldoso de otoño

Gastronómica y paisajemente hablando, la mejor estación del año, respecto al plano de la órbita de la Tierra respecto al sol, es la que recién estrenamos hace unas tres semanas en el hemisferio norte. El otoño es mágico. Y el principio de este período, probablemente, todavía más. Y es que, si bien asoma el fresquito, aún se puede disfrutar del sol y su calidez en las horas del mediodía. Las intensas lluvias de estas últimas semanas han propiciado el empuje para el crecimiento de los habitantes de los bosques, sin embargo este clima cambiante -ahora calor, ahora viento- ha secado el territorio en un cerrar y abrir de ojos. Y las setas se han resentido. Una delicada y frondosa perspectiva. Cuando dispones de un buen producto, poca cosa más se puede añadir a la lista de ingredientes. Estos pequeños tesoros son uno de esos productos. Cocinar con setas es una de las cosas más sencillas que hay. Y cuanto más simple, mejor. Por ejemplo, un salteado como el que hicimos el año pasado y que …

#153: Salteado de setas

Lo mejor del mundo de las setas, no es solo comerlas sino también ir al bosque a encontrarlas, aunque no siempre uno tiene suerte. Las setas, hablamos ligeramente de ellas en nuestra segunda reflexión que hablaba entre otras cosas de recursos silvestres, constituyen los cuerpos fructíferos de algunos hongos, ya que no todos los hongos producen setas. Por ello, para conocer las setas, es importante saber los conceptos básicos de los hongos. Y es que los hongos constituyen uno de los cinco reinos en que se clasifican todos los organismos vivos, los otros cuatro reinos son las algas, las bacterias, las plantas y los animales. La disciplina que se encarga de su estudio y todo lo relacionado con ellas es la micología, así que para conocer un poco más este maravilloso y extenso mundo os recomendamos la serie documental El mundo de las setas (1993), dirigida por Roberto Lotina; el episodio Micófagos del Escarabajo verde o simplemente indagar por la red y libros específicos en busca de información más completa sobre este fascinante alimento propio …

#126: Taco de acelgas, setas, piparras y piñones untados en mantequilla

Tras varias propuestas de fritura, hoy toca hervir una de las verduras que menos aprecio tiene de toda la oferta vegetal del mercado. Hacemos un magnífico y potente manjar de acelgas lleno de sabor y de campo. El mediterráneo es una zona receptiva. A lo largo de los siglos, hemos recibido con los brazos abiertos los productos de cualquier parte del mundo. Hemos tomado prestado estos alimentos, haciéndolos nuestros y cultivándolos en nuestros campos. Ahora, con esta propuesta queremos reivindicar también los conceptos. En la reflexión del 2016 nos propusimos enlazar las cocinas patrimonio de la Humanidad -la mexicana, la francesa y la tradicional japonesa-, con nuestro recetario y nuestros productos locales, con el reto de hacer una Nueva Cocina Mediterránea. Los productos que han llegado a nuestras tierras han cambiado totalmente lo que comemos y nuestra forma de comer, mientras que en los bajos de los edificos de nuestros pueblos y ciudades han proliferado casas de comidas como las taquerías, los bistrós y los izakaya, que nos han enseñado otras maneras de combinar dichos …

#58: Romanesco y champiñón

La combinación de hoy refleja las costumbres del comer de nuestros más antiguos ancestros, es decir cuando comían un sólo alimento o combinado con uno o dos ingredientes más. Estos hábitos del comer tan primitivos se practicaron por miles de años y son la base de nuestra capacidad digestiva. Si pensamos en simplicidad y ligereza, el romanesco y el champiñón combinan de maravilla. Esta verdura conocida por la geometría fractal en su estructura se realza con la potencia de este hongo. Delicioso sabor, mejorado por dos simples adiciones: sal y pimienta. El romanesco, híbrido de brécol y coliflor, fue documentado inicialmente en Italia como Broccolo romanesco en el siglo XVI. Tiene un aspecto extraordinario y un sabor especialmente suave, que perfectamente cocinado podemos comerlo incluso en solitario con una pizca de sal y un chorro de un buen aceite de oliva. Por su parte, el champiñón es la especie de hongo comestible más comúnmente usada para la cocina y consumida en el mundo entero. La razón de esto se debe principalmente a la facilidad de …