del mar
Deja un comentario

#07: Sepia con ensalada libanesa de perejil y cebolleta

Originario del mediterráneo, en la Antigua Grecia el perejil estaba considerado como una planta sagrada que simbolizaba el triunfo y la resurrección, ya desde esa época se conocían los valores nutritivos de esta hierba.

Aunque el perejil, al igual que el cilantro, puede considerarse la hierba más popular del mundo, sobre todo en lo que acostumbramos a llamar cultura occidental, con demasiada poca frecuencia a nadie se le ocurre preparar una ensalada solo con sus hojas, y sin embargo es un clásico que nunca falta en ninguna buena mesa de oriente medio.

Por ejemplo, la ensalada libanesa tabbouleh es una comida en la cual el ingrediente principal es el perejil. Tradicionalmente al perejil se le añade tomates, hierbabuena, cebolla y bulgur, y se sazona con aceite de oliva, jugo de limón y sal. Si has comido tabbouleh alguna vez y te gusta, entonces esta ensalada de perejil y cebolleta te va a gustar. Mi versión es más limpia y sencilla, pero su sabor es igual de vigoroso que refrescante.

El perejil es un ingrediente con personalidad propia y no sólo una hierba más con que decorar nuestras comidas.

Por otra parte, el pescado es un alimento nutritivo, resulta sabroso y hasta sublime con su textura, sin embargo la pesca industrial y los excesos de consumo de pescado supone el desastre ecológico que no se ve.

El documental The End of the line (2009) del británico Rupert Murray advierte sobre la inminente extinción de peces y el futuro colapso de la vida marina. El filme se basa en el libro The End of the Line: How Overfishing Is Changing the World and What We Eat del periodista Charles Clove, que habla sobre el devastator impacto que tiene la sobrepesca en los océanos y ecosistemas marinos.

Con un consumo responsable podemos contribuir a salvar los mares y sus peces.

comida

1 sepia / 1 puñado de perejil (sólo las hojas) / 4 hojas de lechuga morada / 1 cebolleta pequeña / 25g de masa básica / 1 gajo de limón / aceite de oliva / pimienta negra / sal

1 – Pre-calentamos la plancha a fuego alto. Estiramos la masa, la pinchamos en 4 puntos y ponemos el pan plano a cocer 2-3 minutos por lado con unas gotas de aceite de oliva. Cuando este listo, pasamos el pan a un paño para que no se seque ni enfríe.

2 – Salpimentamos la sepia. En la misma plancha caliente, ponemos un chorro de aceite y hacemos la sepia al gusto, según si te gusta más o menos hecha.

Mientras, preparamos la ensalada: limpiamos las hojas del perejil y las de la lechuga morada en agua fría y dejamos escurrir. Limpiamos y troceamos la cebolleta. Lo juntamos todo en un bol, salpimentamos y aliñamos con aceite de oliva y unas gotas de limón, mezclando bien para que la ensalada se impregne del aliño.

3 – En un plato, ponemos la sepia, la ensalada de perejil y el pan plano. Servimos con un gajo de limón.

siesta

4 – Caminar, un paseo invernal y dormir veinte minutos en la playa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.