invierno, otoño, salsas y condimentos
Deja un comentario

#04: Mi maravilloso romesco

Geográficamente originaria del camp de Tarragona, tierra de frutos secos, esta rojiza salsa tradicional catalana admite casi tantas versiones como cocineros.

Asociada a los meses de frío, el romesco tiene un sabor intenso, penetrante y refrescante.

Un equilibrio perfecto entre el toque ahumado del pimentón picante y el dulce. Nada comparable con la que se vende preparada en el supermercado.

Esta que sigue es la receta de romesco que siempre se ha hecho en mi casa.
Una preparación sin pan, que la hace apta para personas intolerantes al gluten.

comida

120g de almendras crudas / 12 tomacons (tomates de colgar) / 1 cebolla de figueras / 1 cabeza de ajo / 2 cucharadas de pimentón dulce / 1 cucharadita de pimentón picante ahumado / 1 cucharadita de pimienta negra molida / 1 cucharadita de orégano / 1 cucharadita de sal / 1 chorro de vinagre de vino tinto / aceite de oliva

1 – Precalentamos el horno a 180º. Tostamos las almendras durante 10-15 minutos. Cada 3-4 minutos las removemos para evitar que se quemen. Las dejamos enfriar. Una vez frías, las pelamos y las trituramos con una picadora.

2 – Con el horno aún caliente, asamos los tomacons, la cebolla y la cabeza de ajo durante 20 minutos aproximadamente. Cuando estén bien cocinados, sacamos las verduras del horno y desechamos la piel del ajo y la cebolla. Quitamos las semillas y la piel de los tomacons.

3 – Juntamos las almendras con las verduras asadas en un bol. Añadimos las especies, la sal y el vinagre. Trituramos con una batidora de mano y vamos agregando aceite de oliva hasta tener la textura que nos guste.

siesta

4 – Cerramos los ojos cinco minutos, mientras el ambiente sigue en silencio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.