sopas y purés
Deja un comentario

#47: Magnífico puré de calabaza de invierno

Este tipo de sopa o puré se elabora de diferentes formas a lo largo de las diversas cocinas del mundo, sirviéndose tanto fría como caliente.

El fruto de la calabacera es una hortaliza con grandes propiedades alimento-medicinales. La calabaza fue uno de los primeros cultivos entre los hebreos y egipcios. En un principio, la calabaza se cultivaba para el aprovechamiento de sus semillas más que para ser consumida como hortaliza. Pero esta costumbre fue desapareciendo a medida que surgieron variedades con más pulpa y sabor más afrutado.

La tendencia actual es abrir un envase y comer alimentos preparados por la industria a tener que cocinar uno mismo sus comidas.

Pero, ¿sabemos realmente qué llevan los purés envasados? ¿Seguro?

Gran parte de nuestra comida contiene ingredientes ocultos para lograr un aspecto más delicioso y fresco, a pesar de que no lo son.

¡Quitaos la pereza de encima, y disfrutad de un rico puré hecho en casa!

comida

1 trozo de calabaza / 1 puerro / 1 patata / 1 diente de ajo picado / caldo de pollo o agua / laurel / sal / pimienta en grano / orégano / aceite de oliva

1 – Limpiamos y picamos el puerro. Quitamos la cáscara y las semillas a la calabaza y la troceamos. Pelamos y troceamos la patata.

(Para aprovechar las semillas de calabaza: en un recipiente tapado centrifugamos las semillas para no dejar rastro de pulpa, repetimos la acción hasta que el agua salga limpia. Las escurrimos y si ha quedado algún pelo o fibra, lo quitamos con las manos. Las ponemos sobre un trapo de algodón y las dejamos secar al sol unos días para que escurran todo el exceso de humedad, antes de guardar en un bote de vidrio.)

2 – En una olla ponemos el puerro y el ajo con un chorro de aceite, salpimentamos y lo dejamos a fuego lento unos 10 minutos. Incorporamos la calabaza y la patata, removemos todo y dejamos que se dore.

3 – Mientras, ponemos el caldo o el agua en un cazo y lo llevamos a ebullición. Vertemos el líquido caliente a la olla de las verduras y dejamos hervir unos 20 minutos.

4 – Cuando estén cocinadas las hortalizas, trituramos todo hasta obtener un puré fino y suave. Servimos en un bol y rociamos con un remolino de un buen aceite de oliva y una pizca de orégano por encima.

siesta

5 – Cenar temprano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.