veganas, verano
Deja un comentario

#88: Judías verdes con patata

Cuando tu cuerpo, te pide verde.

El verano suele ser siempre sinónimo de excesos gastronómicos: los vermuts, los aperitivos, las frituras, las cervecitas, las comidas fuera de casa, los picoteos de la tarde, los vinitos, las cenas copiosas… Excesos que unidos a la alteración de los horarios de las comidas, hacen que el 1 de septiembre el plato de hoy sepa a gloria.

Durante el estío se camina mucho, pero también se come mucho.

De las judías verdes ya hablamos en la comida 27. Así que hoy, nos limitaremos simplemente a disfrutar de un plato tradicional que se hace por toda la geografía española desde que la patata y la judía llegaron a los huertos mediterráneos y se empezaron a consumir como alimento.

Las judías verdes con patata deben ser un plato habitual en cualquier mesa, al menos un par de veces a la semana, y consumirlas en temporada ya que están en su mejor momento. Es un plato humile, de los que no se pueden perder. Ya lo preparaba mi abuela, mi madre a continuado cocinandolo y yo sigo con sus costumbres en casa. ¡Sencillamente, un platazo!

comida

100g de judías verdes redondas / 1 patata / aceite de oliva / sal en escamas / pimienta negra

1 – Ponemos un cazo y una olla con agua al fuego.

2 – Lavamos las judías, les quitamos los extremos y las cortamos en trozos. Cuando el agua de la olla empiece a hervir, introducimos las judías troceadas y las dejamos cocer al dente, unos quince minutos.

3 – Pelamos la patata, la lavamos y la cortamos a trozos. Cuando el agua del cazo empiece a hervir, volcamos la patata y la dejamos cocer hasta que tenga una textura tierna y suave, unos diez minutos.

4 – Emplatamos las judías y la patata. Terminamos con una pizca de sal, pimienta negra recién molida y un chorrito de aceite de oliva.

y siesta

5 – En el hogar, ese dulce hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.