otoño, tapas, veganas
Deja un comentario

#42: Olivas negras fritas

Es típico en las familias que disponen de olivos, que durante la recogida de la aceituna para la elaboración de aceite, se reserven olivas crudas para satisfacer el consumo propio de aceitunas curadas y fritas.

El olivo es el pilar de la cocina mediterránea y esta sencilla tapa se elabora exclusivamente los días de la recogida.

Las olivas recién cogidas del árbol se las conoce como olivas vivas. De pequeña participaba en la recogida con toda la familia… la cocina olía a olivas negras fritas.

Esta humilde tapa de sabor intenso primitivo, forma parte de la cultura del olivo más arraigada y es transmitida de generación en generación.

comida

1 puñado de olivas arbequinas crudas y negras / sal / aceite de oliva

1 – Lavamos las olivas, las secamos bien con un trapo y las espolvoreamos con una pizca de sal por encima.

2 – Ponemos a calentar una sartén con un chorro de aceite a fuego medio, incorporamos las olivas y tapamos. Freímos las olivas unos minutos hasta que empiecen a sacar un poco de su propio aceite.

3 – Servimos las olivas de inmediato con una pizca de sal en escamas y comerlas preferiblemente calientes.

siesta

4 – Directamente del árbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.